Resiliencia una palabra clave para afrontar el COVID-19

En estos días se ha hablado constantemente de las precauciones que se deben tener en cuenta para evitar los contagios de COVID 19, de las medidas que ha tomado el Gobierno para contener el virus, incluso de adoptar una actitud de resiliencia en esta situación, pero ¿qué significa ser resilinte?

Desde lo teórico la resiliencia es la capacidad que tiene una persona de sobreponerse o recuperarse frente a la adversidad, sin embargo desde la realidad este concepto tiene mucho más que decirnos. Ser resilientes implica enfrentarse a la vida de forma positiva, organizarse y, sobre todo, en esta época en la que muchos tendremos que estar más en casa, a transformarnos y reinventarnos.

Probablemente esta sea la etapa más dura que ha vivido el hombre actual y pasará para nosotros a la historia como lo fue para nuestros abuelos la Segunda Guerra Mundial, no obstante ante la incertidumbre que el COVID conlleva, tenemos hoy más ayuda de la que ellos tuvieron en aquellos años, por lo cual podemos asumir esto con responsabilidad y una actitud diferente.

Recientemente The Washington Post publicó un artículo en el que mencionaban los aspectos que nos deberíamos fijar para responder a esta situación. Entre ellos se destacan:

  • Aceptar emociones negativas: es normal que podamos experimentar ansiedad, tristeza y estrés; lo importante es poder aceptarlo y dejar ir esas emociones. Evitarlas, lo único que hará es que perduren y sea más difícil sobrellevar los acontecimientos.
  • Crear nuevas rutinas: es recomendable crear una rutina que te permita conectarte con lo realmente importante en la vida. Incluir actividades que dejaste de hacer por estar trabajando, leer tu libro favorito o simplemente sentarte a hablar con tu familia son algunos consejos para tener en cuenta. Lo más importante es que puedas establecer horarios y equilibrar los tiempos para hacer diferentes cosas en el día.
  • Reinventar el autocuidado: el estar en casa, no es sinónimo de ver televisión todo el día. Hoy existen un sin número de aplicaciones para hacer ejercicio, para aprender un nuevo idioma o para cocinar. Busca la actividad que más lo haga feliz.
  • Reflexiona y replantea: el distanciamiento social nos da la oportunidad de crecer en la parte emocional, e incluso a sentir más empatía con los demás. Al mismo tiempo nos está dando un momento de respiro, para encontrarnos con nosotros mismos. De evaluar nuestras acciones, de corregir y de proyectarse a lo que quieres lograr de ahora en adelante.

 

No basta solo con lavarse las manos y permanecer en casa, el mantener una mente sana también nos van a ayudar para salir adelante. Este es el momento de cuidarnos entre todos y asumir una actitud diferente porque podemos estar seguro que este tiempo pasará y volveremos a dar la mano al saludar, a abrazar y a besar, incluso con más gusto que antes.